El mejillón, contiene muy poca cantidad de grasa (entre el 0,5 y el 2%), aportando de 67-68 calorías por cada 100 gramos, además de resultar una fuente de proteínas. De esté modo, es un alimento muy adecuado para planes de adelgazamiento ya que, además, se puede cocinar sin necesidad de incrementar su valor energético.
Ricos en vitaminas B como la B1 o tiamina, B2 o riboflavina, B6 o piroxina, y B12.
Contiene minerales como el yodo, hierro, calcio, sodio, fósforo y magnesio.

Hoy os traigo una receta muy conocida y deliciosa, unos mejillones rellenos o mejillones tigres

Ingredientes:
16 mejillones
1 cebolla pequeña
1/2 diente de ajo
60g de harina
1 huevo
60ml de aceite de oliva
500ml de leche
Sal
Un cuenco de pan rallado
1 cucharada de perejil muy picado
Aceite de oliva para freír

Elaboración:
Limpiar los mejillones y meterlos en una cazuela con un vaso de agua. Ponerlos a fuego suave hasta que se abran.
Vaciarlos, reservar 16 valvas y colar el caldo. Luego picar los mejillones, la cebolla y el ajo en trozos muy pequeños y sazonar.
Sofreír la cebolla y el ajo en una sartén con un poco de aceite hasta que estén pochados. Agregar la harina y remover rápidamente. Luego incorporar la leche y el caldo de los mejillones sín dejar de remover.
Cuando empiece a espesar, bajar el fuego al mínimo y remover hasta que tenga consistencia. Agregar los mejillones y cocer 20 minutos. Rellenar con la pasta las 16 valvas. Dejar enfriar. En un plato a parte, mezclar el pan rallado y el perejil. Batir el huevo. Pasar la parte del relleno por el huevo y después por el pan rallado, presionando bien el relleno.
Freír los tigres en abundante aceite muy caliente y sacarlos a papel absorbente para que escurran el aceite.