El risotto debe quedar blando por fuera y durito por dentro. Uno de los trucos para hacer un buen risotto es añadir el caldo bien caliente para no interrumpir el proceso de cocción del arroz e ir advirtiéndoselo poco a poco, según valla absorbiendo el caldo el arroz. Así ira soltando todo el almidón el arroz y nos quedará muy meloso.

Risotto con Calabacín y Tocino

Ingredientes:
350g de calabacín
60g de tocino veteado
300g de arroz
1 cebolla
1 diente de ajo
1 manojo de perejil
4 cucharadas de mantequilla
750ml de caldo de verduras
80g de parmesano
Sal y pimienta

Elaboración:
Limpiar los calabacines y cortar en rodajas. Cortar el tocino en taquitos. Pelar el diente de ajo y la cebolla y picar finamente. Lavar el perejil y picar también.
Poner la mantequilla en una olla y sofreír el tocino. Añadir la cebolla y el ajo y dejar hasta que quede transparente. Incorporar el arroz y rehogar removiendo unos 2 ó 3 minutos. Añadir el calabacín, el perejil y regir removiendo.
Ir añadiendo el caldo poco a poco y dejar cocinar el arroz unos 12-15 minutos a fuego lento y removiendo de vez en cuando. Sazonar con sal y pimienta. Rallar en el último momento el parmesano.