Con el calor que pasamos esta última semana ya nos van apeteciendo más la comida ligera y fresquita. Y sobretodo un heladito fresquito por la tarde para sofocar la calor. Hoy os traigo la receta de uno de los clásicos del verano, sorbete o helado de limón que son los que más refrescan y no son tan calóricos como los demás. Para que no nos sintamos culpables una vez que nos lo comamos.

Helado de Limón
Ingredientes:

3 tazas de agua
2 limones
1 hoja de gelatina
edulcorante
3 cucharadas de leche desnatada en polvo
2 claras de huevo
1 cucharada de vainilla

Elaboración:
Poner a remojar la gelatina en agua. Pelar los limones, quitar las pepitas y cortar en cuartos.
Introducir en el vaso de la licuadora los limones, la gelatina, la leche en polvo , la vainilla y el edulcorante. Licuar bien y meter al congelador hasta que este firme.
Sacar del congelador, aplastar con un tenedor e ir añadiendo las claras a punto de nieve. Volver a meter al congelador y dejar unas 3 horas más.