Aunque veáis que esta receta tiene muchos ingredientes y os pueda resultar difícil es todo lo contrario porque básicamente hay que mezclar los ingredientes secos y los ingredientes húmedos y unir las dos mezclas.

En el caso de que no encontréis el yogurt de arándanos y la fruta, lo podéis sustituir por el que más os guste y la fruta igual que la del yogurt.

Magdalenas de yogurt y arándanos

Ingredientes:
12 moldes de papel para magdalenas
80g de arándanos
250g de harina
½ cucharadita de levadura en polvo
½ cucharadita de gasificante para repostería (bicarbonato sódico)
1 cucharadita de ralladura de lima
1 pizca de sal
125g de margarina
65g de edulcorante en polvo
125 g de yogurt de arándanos
3 cucharadas de compota de manzana
1 ½ cucharaditas de canela
1 ½ cucharaditas de esencia de vainilla
1 cucharadita de polvos para natillas

Elaboración:
Precalentar el horno a 180ª. Colocar los moldes de las magdalenas en la bandeja de horno. Mezclar los arándanos limpios con la harina, la levadura, el gasificante, la sal y la ralladura de lima.
Derretir la margarina. Batir el huevo y mezclar con la margarina, el edulcorante, el yogurt, la comporta, la vainilla, la canela y los polvos para la natillas. Mezclar con la mezcla de la harina hasta conseguir una masa homogénea.
Repartir en los moldes de papel y hornear a media altura durante 25 minutos.
Dejar enfriar unos 5 minutos, desmoldar y adornar con un podo de yogurt de arándanos y ralladura de lima.