En mi infancia recuerdo que mi madre, no como ahora, guardaba siempre el pan que sobrara y luego hacía con él migas o torrijas. Por eso, ahora que estamos sufriendo una dura crisis económica donde debemos ahorrar todo lo que podamos os dejo con unas sugerencias sobre qué platos podemos hacer con el pan duro:

1. Las migas: el más socorrido.
2. Pan rallado: luego lo usaremos para empanar otros alimentos.
3. Tostadas: el pan duro se corta en rebanadas, se tuesta y está muy bueno para desayunar.
4. Torrijas: también se puede hacer un buen dulce con pan duro.
5. Picatostes: se corta el pan duro en dados, se fríen, y ya tenemos unos deliciosos picatostes para acompañar las ensaladas, por ejemplo.
6. Para hacer canapés y entremeses: el pan duro lo podemos utilizar de esto modo cortándolo en finas rebanadas y tostándolo en el horno, sartén o tostador.
7. Para añadirlo como un ingrediente más a las sopas.

¿Alguien que aporte alguna otra receta con la que podamos aprovechar el pan duro?