Seguro que si te pregunto por una marca de lejía, aunque no te encargues de la limpieza de tu hogar, me respondes la marca “Conejo” porque se trata de la primera lejía comercializada en nuestro país y que este 2014 cumple 125 años. La primera botella de lejía “Conejo” apareció en el mercado español en el año 1889.

Las potentes propiedades desinfectantes de la lejía la convierten en el método más eficaz para eliminar restos de suciedad, olores y manchas en distintas zonas del hogar. Por ejemplo, entre sus múltiples cualidades resalta que:

* Es apta para distintas superficies.

* Eficaz para combatir olores.

* El mejor blanqueante para la ropa.

* También es utilizada para eliminar algunos de los microorganismos que provocan alergias.

* Es un producto respetuoso con el medio ambiente: tras su uso, se convierte rápidamente en sal común.

Curiosamente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el uso de lejía como método eficaz y económico para la desinfección del agua en países del Tercer Mundo. Aplicando unas pocas gotas, una familia puede disponer de agua durante todo un mes.