Este pasado fin de semana he estado de viaje en la ciudad de Oviedo, la cual os recomiendo visitar, y he visto que tiene una gran variedad repostera.

Problamente, el dulce más típico de Oviedo sean los Carbayones, que se hacen con una masa de hojaldre en tres pliegues rellena de una mezcla de huevo, almendra molida, coñac o vino dulce y azúcar, básicamente, y cubierta de un almíbar hecho a base de agua, zumo de limón, azúcar y canela. Por mi experiencia personal, os digo que están muy dulces y en las pastelerías los podéis encontrar en tamaño mini (1,20 euros) y tamaño normal (2,40 euros). Si es para una sola persona, os recomiendo el mini porque llenan demasiado.

También son muy populares las moscovitas, que son unas pastas de almendra marcona y cobertura de chocolate. Este dulce típico no tuve la oportunidad de probarlo.

Y, por último, las Casadielles, dulce típico de Asturias realizado con masa de hojaldre, nueces y avellanas picadas, azúcar y anís. Muy rico, os recomiendo su degustación.