El gofre, también llamado waffle o wafle es un pastel hecho en un molde de dos caras con forma de celosía, lo que le da su apariencia en forma de celdas. Hay tres grandes variedades de gofres belgas: el gofre blando, que se come frío, el gofre de Bruselas que se come caliente y el gofre de Lieja.

Ingredientes Para dos personas:
165 gr de harina de fuerza
1 huevo mediano
7 gr de levadura fresca de panadería
40 gr de azúcar normal
20 gr de azúcar perlado.
30 gr de mantequilla derretida
30 ml de leche

Elaboración:
Ponemos en un bol la harina junto con la levadura desmenuzada. Le añadimos el huevo batido, la leche, el azúcar y amasamos hasta que esté todo bien integrado. Añadimos la mantequilla derretida (pero no caliente) y seguimos amasando hasta obtener una pasta lisa. Por último, distribuimos el azúcar perlado por toda la masa. Hacemos una bola, y dejamos reposar en el bol tapado con un paño un par de horas.
Pasado este tiempo, precalentamos la gofrera a temperatura media, dividimos la masa en dos bolas, y ponemos una de ellas en el centro de la gofrera y apretamos para que se distribuya la masa con la tapa. Si tenéis una gofrera cuadrada y profunda mejor. Dejamos unos 4 minutos offshore merchant account dependiendo de cada gofrera.